En el Centro Comercial Industrial se realizó la presentación del programa que busca disminuir el índice de empleo precarizado de la provincia.

En este sentido el Secretario General de la Gobernación, Armando Molina, expresó que «el objetivo es fortalecer las instituciones y generar espacios de diálogo. En el marco de nuestro plan Pan, Techo y Trabajo no podemos ignorar la situación de los precarizados y hoy estamos transformando esa realidad para seguir avanzando en el pase a planta que ya llevamos más de 1000 personas».

Destacó que La Rioja tiene 70 mil empleados de planta y más de 20 mil precarizados entre empleados municipales y de la provincia. «Todos los días hay incorporaciones, necesitamos establecer y normar esto» expresó Molina.