El jefe de Gabinete, Juan Luna en diálogo con medios locales anunció la declaración de emergencia y de Ley Seca.

La misma implica la restricción en la prohibición de ventas de bebidas alcohólicas desde los jueves a las 20 horas hasta el domingo a las 24 horas, por lo que el expendio podrá retomarse el día lunes.

Indicó que estas medidas son producto de la situación preocupante existente que derivó en una alta ocupación de camas en el hospital público y en el Virgen María de Fátima producto de los accidentes de tránsito. Pidió mayor compromiso y conciencia ciudadana.

Luna indicó que lo que está sucediendo con la situación sanitaria crítica, no es solo una sensación sino una percepción que se da en base a datos reales y objetivos suministrados por el Ministerio de Salud de la Provincia que arrojan un aumento de los casos de Covid – lo que se viene verificando desde enero pero que tomó un ritmo preocupante esta semana- sumado a los accidentes viales registrados en lo que va de febrero que derivaron en la hospitalización de mucha gente y en otros casos con consecuencias fatales.
“La situación del Hospital de Fátima es preocupante. Ayer se registró una ocupación completa en Clínica Médica, es alarmarte la situación”. Explicó que en gran parte esto se debe a los accidentes viales donde el principal factor desencadenante es el consumo de alcohol”. A lo que sumó que esto se podría ver influenciado por estar en un mes en el que se celebra las festividades propias de la chaya y por un relajamiento general de la población.
Al respecto enfatizó que “una chaya o cualquier reunión donde se reúnen unas 50 personas sin respetar el distanciamiento ni los protocolos de bioseguridad, es una fiesta clandestina y quienes participan deben saber que está prohibido. Con esto dejan demostrado un desprecio por la situación sanitaria general que estamos atravesando”.
Recordó que los protocolos de bioseguridad están disponibles desde noviembre, “son claros y están publicados en la página web del gobierno, su cumplimiento es responsabilidad de todos tanto del Estado como de los empresarios pero que también necesita de una acción de responsabilidad ciudadana”.
El jefe de Gabinete puntualizó que al día de la fecha, la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Escuela y de Clínica Virgen María de Fátima cuenta con un 60 por ciento de camas ocupadas lo que significa que de las 11 que hay solo hay disponibles cinco y en Clínica Médica está totalmente ocupada; en tanto que en el Hospital Regional Dr. Enrique Vera Barros, la UTI está prácticamente completa ya que al día de ayer solo había dos camas disponibles, de cuyos pacientes la mayoría es por accidentes viales. “Hay una alta ocupación del sistema hospitalario”, afirmó.
Por lo expuesto mencionó que en una reunión desarrollada ayer y que encabezó el gobernador Ricardo Quintela con la presencia de miembros de diferentes áreas del gabinete provincial y del COE, se decidió redactar un decreto de necesidad y urgencia declarando la Emergencia Vial y Ley Seca en toda la provincia.
Sobre este último punto, el funcionario aclaró que queda suspendida la venta de bebidas alcohólicas desde los días jueves a las 20 horas hasta el domingo a las 24 horas por lo que el expendio podrá retomarse recién el día lunes.
De igual manera puntualizó que se instruyó a la Policía para que intensifique los controles de tránsito donde la tolerancia de alcohol en sangre pasará de 0.2 g/L a cero. En caso de que al realizarse la prueba tenga más de cero la dotación de alcohol en sangre, se procederá a la retención del vehículo descartando la posibilidad de que la persona sea detenida. Por lo tanto y al ser consultado por el regreso del conocido decreto 840, manifestó que “la pena privativa de la libertad fue sustituida por la retención del vehículo. Se aplicará la misma sanción y el cobro de la multa correspondiente” por lo que advirtió que se intensificarán los controles a la salida de los eventos públicos y privados y que es importante designar un conductor responsable.
Fue categórico al expresar que “estamos pidiendo en esta situación que de alerta pasó a preocupante, que todos tomemos conciencia. Estamos en luz amarilla para naranja. Nuestra responsabilidad y compromiso es garantizar la vida y la salud de nuestra gente, esa es nuestra prioridad”.