Ante la versión difundida sobre su deceso, confirmó esta tarde la mejoría de su salud y a la vez señaló que «dentro de dos días» contará con el alta médica para regresar a la residencia para adultos donde vive.

Ante la falsa noticia sobre su fallecimiento, el conocido locutor y animador Jorge “Cacho” Fontana, quien se encuentra desde ayer internado de urgencia en el Hospital Fernández por un problema pulmonar, confirmó esta tarde la mejoría de su estado de salud y a la vez señaló que «dentro de dos días» contará con el alta médica para regresar al hogar geriátrico donde vive.

«Yo no sé si me quieren alargar la vida porque acabo de cumplir 89 años. Es una pavada de tiempo», dijo Fontana, durante un breve contacto telefónico con los medios, al desmentir su propia muerte.

La información sobre el fallecimiento de la figura de populares ciclos como “Odol Pregunta” y “Fontana Show” se propagó esta tarde por redes sociales y medios de comunicación, pero su hija Antonella refutó la errónea y maligna especie con un tuit: “Me llegan mensajes y llamados de condolencias. Mi papá VIVE. Recién hablé con él” y consultada por Télam expresó: “mi papá está internado pero bien”.

«Hoy está mejor porque no necesita ayuda de oxígeno. Está bien, sorprendido con todo esto y ahora va a intentar descansar», abundó quien fuera productora de “Un Cacho de Nacional”, el ciclo de entrevistas que Fontana encaró desde mayo de 2019 por Radio Nacional.

Nacido como Norberto Palese en el barrio porteño de Barracas, cumplió años el pasado viernes 23 y pocos días antes había sido vacunado contra el coronavirus con una primera dosis de la vacuna AstraZeneca, sin embargo el hisopado en el Fernández determinó que había vuelto a contagiarse.

El animador se contagió de coronavirus en el hogar geriátrico en el que vive en los últimos años y, si bien en un principio era un paciente asintomático, finalmente debió ser hospitalizado en julio de 2020 mientras cursaba una neumonía.