La Dra. Andreina Garay, quien ejerce la defensa técnica de Cesar Franco (34), único imputado como autor del crimen del anciano Oscar Riquelme, anticipó que interpondrá un recurso de apelación en contra de la resolución de la jueza de Instrucción, quien resolvió procesar al acusado, ordenando el inmediato traslado al servicio Penitenciario Provincial.

“Esto complica la situación procesal de mi defendido, porque formalmente está siendo imputado de un hecho que no cometió”, aseguró la abogada.

La letrada manifestó que está convencida de la inocencia de su defendido. “No hay ninguna prueba que lo ponga en la escena del crimen”, alegó y anticipó que “vamos apelar esta resolución porque la consideramos contraria a derecho”.

“En esta causa donde han declarado más de 30 testigos, no hubo un solo testimonio que haya incriminado o visto al señor Franco Cesar Hipólito en el lugar del hecho, ni tuvo ningún tipo de relación con el extinto Oscar Riquelme”, indicó la abogada y repitió: “No hay ningún elemento de prueba”.

En ese orden, la Dra. Garay, señaló que “los fundamentos vertidos en el auto de procesamiento son totalmente contrarios a la sana critica que debe utilizar el juzgador a la hora de analizar las pruebas”.

Con respeto a la resolución de la magistrada, mencionó que “el día 16 del corriente, el juzgado de Instrucción, a cargo de la Dra. Elsa roldan Martínez dictó el auto de procesamiento en contra de mi defendido Franco Cesar Hipólito, por considerarlo autor penalmente responsable del delito de «Homicidio Criminis Causa».