La banda se presentó este sábado en el Anfiteatro Humberto de Nito de Rosario, donde cerraron la primera noche del ciclo Rosario Bajo las Estrellas, festival musical que ya es un clásico de la agenda cultural rosarina.

Cielo Razzo se reencontró con su público durante una jornada histórica, al presentarse esta noche en la apertura del ciclo cultural «Rosario bajo las estrellas», que se llevó a cabo en el anfiteatro local respetando las medidas de distanciamiento, con el fin de prevenir el contagios de Covid-19.

La banda se presentó este sábado en el Anfiteatro Humberto de Nito de Rosario, donde cerraron la primera noche del ciclo Rosario Bajo las Estrellas, festival musical que ya es un clásico de la agenda cultural rosarina.

Normalmente, el festival consiste en convocar bandas a lugares abiertos de la ciudad, para tocar en las noches de verano.

Si bien se esperaba que la grilla comience este viernes con las bandas Mamita Peyote y Rosario Smowing, esto no fue posible ya que el primer grupo presentó varios casos positivos de Covid-19.

Para concretar el show, se debió acondicionar el lugar y tomar los recaudos necesarios para prevenir el contagio de coronavirus, ante el aumento significativo de casos en la región.

De esta manera, se vendieron entradas hasta el 30 por ciento de la capacidad, para garantizar el distanciamiento entre los presentes.

Además, se dividió a la gente en burbujas y se brindó alcohol en gel al público.

Con los preparativos mencionados, la gente llegó desde temprano al anfiteatro, donde con alegría recibieron a la banda, que repasó los clásicos de su discografía, y se permitió interpretar dos nuevas canciones, que fueron aclamadas por los presentes.

Si bien para la banda icónica de Rosario fue el segundo recital desde el inicio de la cuarentena, ya que el pasado 26 de diciembre se presentó en Santa Fe, lo de esta noche selló el reencuentro del grupo con su público.

En ese contexto el bajista del grupo, Cristian «Narvi» Narváez, celebró en declaraciones a Télam la vuelta a los escenarios rosarinos, evaluando que la situación actual (por la pandemia) demanda «acostumbrarnos a los momentos que vivimos, pero la experiencia fue muy buena y la gente la disfrutó muchísimo».

Respecto al desarrollo del concierto, «Narvi» reveló el impacto que le causó ver el lugar con menos gente y dentro de una burbuja, pero que el formato permite una mayor cercanía con los seguidores de la banda.

«Fue fuerte ver el anfiteatro en un 30 por ciento de lo que nos tiene acostumbrados, es raro. Lo bueno es que se puede conectar con el público en vivo de una forma más cercana que el streaming», indicó.

En tanto, Narváez precisó que un punto a tener en cuenta para el próximo evento, sería la adquisición de burbujas para menor cantidad de gente, ya que «hubo muchas de seis y cuatro personas, y había gente que iba de a dos o sola».

En la misma línea, añadió: «Lógico que las cosas se van haciendo sobre la marcha y lo importante es que no se corte».

Por último, «Narvi» contó que Cielo Razzo se encuentra en etapa de composición, preparando un disco que espera poder adelantar a su público en futuros recitales.

«Estamos terminando un disco físico, que ya es algo obsoleto (dice entre risas), aunque cuando todo vuelva a la normalidad queremos hacer un recital, y entregar el nuevo material con la entrada», anticipó.

Fuente: http://www.telam.com.ar