En diálogo con Radio UNLaR, la Lic. Claudia Contreras, secretaria gremial de APROSLAR brindó detalles del accionar del juez subrogante Javier Pico Terreno por obligar a médicos del Sanatorio Otamendi a administrar dióxido de cloro intravenoso a paciente que presentaba la enfermedad de Coronavirus.

La Lic. Claudia Contreras, secretaria gremial de APROSLAR explicó el estado de gravedad que tenía el paciente, “esto se tiene que investigar, el estado de este paciente era de gravedad. Recordemos que la esposa ya había fallecido por Covid-19”. Asimismo manifestó su repudio al juez, “es insólito, aberrante, vergonzoso y un sin números de calificativos negativos para un juez que tomó esta decisión”.

Por otro lado, Contreras remarcó la importancia que tiene la información para prevenir este tipo de situación, “la información que tenemos es que no está autorizada la aplicación por ANMAT”. Ya falleció un niño porque los padres le suministraron dióxido de cloro, por eso hay que tomar conciencia al respecto. Uno entiende la desesperación, pero tenemos que ser responsables con la vida”.

Además, Contreras puntualizó en la falta de diálogo del gobierno provincial, “desde APROSLAR pedimos varias audiencias y no tuvimos ninguna respuesta del gobernador y del Ministro de Salud”.

Finalmente, la Lic subrayó sobre la situación salarial que atraviesan los trabajadores de la salud, “el personal de salud recibió y escuchó el anuncio de las autoridades provinciales. Se trató de un aumento en tres tramos, tenemos varias dudas en el impacto de ese aumento salarial. Más allá de los respiradores y camas, se debe invertir en el recurso humano”. En este sentido, la Lic explicó el difícil momento que atraviesan los precarizados, “hace varios años que los precarizados se encuentran en esta condición, al no tener estabilidad laboral han sido amenazados, esto provoca un daño psicológico. Desde el gremio hemos trabajado por sus derechos”.

Podes escuchar la nota completa en: