A través de su cuenta de redes sociales la Comisión recordó que las condiciones de uso de la aplicación cambiarán este año, y que es un derecho de las personas mantener su privacidad.

Apuntó que con las medidas que entrarán en vigor, Facebook podrá recopilar información a través de WhatsApp, como:

– Número telefónico

– Datos de geolocalización (IP)

– Información bancaria

– Carpeta de contactos

– Información sobre la conexión

La CNDH recomienda hacer lo siguiente para proteger la privacidad y datos personales:

1.- Descargar aplicaciones de mensajería con opciones de seguridad y privacidad

2.- Revisar los permisos otorgados a través de los ajustes de la aplicación

El pasado 4 de enero la plataforma envió un mensaje a todos sus clientes advirtiendo tres principales cambios en sus políticas de uso, y que a partir de ellas, las empresas de Facebook podrán acceder a datos privados.

Dicha situación alertó a todos los usuarios que pronto comenzaron a investigar a detalle sobre cuáles serían los cambios y cómo afectarían, encontrando que efectivamente sus datos serán guardados y usados para mejoras del servicio.

WhatsApp señaló en sus condiciones que la recopilación de información tiene como finalidad “operar y proporcionar sus servicios, como lo son soporte técnico, completar compras o transacciones”, para, continúan: “Mejorar, corregir y personalizar nuestros servicios, así como conectarlos con los productos de las empresas de Facebook”.

Ya que algunos puntos daban permiso a la ambigüedad, cibernautas comenzaron a criticar fuertemente las nuevas políticas que, además tienen una fecha límite, y de no aceptarlas no se podrá usar la aplicación.

A la voz de los usuarios se unieron organizaciones como el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), que advirtieron las implicaciones que tendrán las nuevas políticas.

“Al aceptar, los usuarios permitirán que WhatsApp comparta ciertos datos para que prestadores de servicios tecnológicos como Facebook o terceros puedan tener acceso a las mismos e inclusive que los contratantes de estos servicios puedan almacenar los mismos a través de los servicios prestados”, informó el INAI.

Según el INAI, a excepción de las conversaciones realizadas a través de WhatsApp, Facebook podrá compartir la información recibida de la aplicación con algunas empresas para enviar anuncios personalizados.

De tal modo, la dependencia también recomendó que previo a la instalación de cualquier aplicación, se revisen con detenimiento los términos y condiciones de uso, la política de privacidad y las medidas de seguridad para proteger los datos personales.

Ante las advertencias sobre las nuevas condiciones de uso, WhatsApp salió a dar la cara, en primer lugar a asegurar que los datos recabados no serían vistos por Facebook y luego aplazando el día en que entraran los nuevos términos, asegurando que desean que sus clientes tengan tiempo suficiente de decidir si los aceptan o no.

“Estamos postergando la fecha en que se pedirá a las personas revisar y aceptar los nuevos términos”, dijo la plataforma.

Estaba previsto que las nuevas normas de servicio entrarán en vigencia a partir del 8 de febrero, pero ahora la compañía aspira a poder hacerlo el 15 de mayo.

Fuente: Infobae