Consejo del salario: la CGT reclamará un aumento de entre el 35 y el 40 por ciento

En el encuentro programado para este martes la central obrera pedirá también que el pago se haga en dos tramos y que haya una revisión en octubre. En tanto que la CTA de Hugo Yasky pide la misma cifra pero en una cuota, y le CTA Autónoma un salario mínimo que se acerca a la canasta básica.

La propuesta de la CGT

Las fuentes del consejo directivo cegetista detallaron que la CGT solicitará el martes, en la reunión del consejo del salario, un incremento de entre el 35% y 40% y su pago en no más de dos tramos, aunque aseguraron que «la posibilidad más cercana es que finalmente se convenga un ingreso algunos puntos por debajo».

Los voceros de la central obrera, que lideran Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), advirtieron que el proceso inflacionario «pulverizó» el ingreso mínimo y que su actual valor de 21.600 pesos está retrasado, por lo que «es necesario actualizarlo en no menos de un 35/40% y en no más de dos tramos».

«Las presiones empresarias se opondrán a ese monto: las cámaras (empresarias) siempre lloran y procuran reducir los justos reclamos de los trabajadores», evaluaron los voceros.

Y sobre ese escenario plantearon: «Se impone un número que dignifique el (salario) mínimo ante el proceso inflacionario, al igual que los valores de las prestaciones por desempleo, por lo que la CGT demandará ese porcentaje. Pero lo más probable es que las presiones empresarias y la realidad económica obliguen a reducir finalmente algunos puntos de la demanda».

Para la CGT, es «fundamental y vital» que el incremento del mínimo sea acompañado por una nueva convocatoria del Ministerio de Trabajo a rediscutir los valores «no más allá de octubre».

La CTA quiere una sola cuota

En tanto, desde la CTA de los Trabajadores aseguraron  que esa central aceptaría una mejora de entre 35% y 40% si finalmente se conviene en torno a esas cifras en la mesa de discusión tripartita, pero adelantaron que en paralelo se exigirá que el nuevo monto se abone en un solo tramo.

«El problema es que no se trata sólo del valor del nuevo (salario) mínimo, vital y móvil y de las prestaciones mínimas y máximas por desempleo, sino que el acuerdo por un nuevo ingreso elemental contempla también al resto de las asignaciones», explicó el propio Yasky.

De todas formas, en la CTA de los Trabajadores confirmaron  que el lunes, a partir de las 14, se reunirá la conducción nacional para deliberar esas cuestiones y definir los detalles de la propuesta que llevarán al Consejo del Salario convocado para el martes por la cartera laboral.

«La CTA adoptará definitivamente el lunes un criterio que resuma las evaluaciones que realizaron los gremios adheridos para trasladar al Consejo del Salario un reclamo acorde con la actual realidad y situación, luego de haber considerado los diversos estudios de su Centro de Investigación y Formación (Cifra)», puntualizó a Télam el secretario general y también diputado nacional del Frente de Todos.

La CTA autónoma y un nuevo salario mínimo

Por otro lado, desde la CTA Autónoma subrayaron que el nuevo monto del salario mínimo, vital y móvil debe aproximarse al valor de la canasta básica alimentaria, definición que comunicó a esta agencia el secretario general Ricardo Peidro, quien además es secretario adjunto del gremio de visitadores médicos.

Peidro, sobre este punto, remarcó que ante la desactualización del salario y la suba de los precios la CTAA aprobó «un plan de reactivación del ingreso que toma como base la canasta elaborada por la Comisión Interna del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec)».

«Otra alternativa es elaborar una estrategia de incremento progresivo y por arriba del proceso inflacionario para ubicar a ese ingreso en un valor adecuado a fin de que pueda satisfacer las necesidades básicas contempladas en la ley», apuntó Peidro

El gremialista, quien encabeza la CTA Autónoma junto con Hugo Godoy (ATE Nacional) y Claudia Baigorria (Conadu histórica), detalló que el martes, en la reunión tripartita, plantearán que el Consejo del Salario cumpla con «su obligación de calcular el monto de la canasta básica, porque ese es el salario necesario para enfrentar las necesidades de alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, atención sanitaria, transporte, esparcimiento y previsión».

«Es hora de que el Consejo (del salario) debata y acuerde la necesidad de que ningún jubilado y pensionado perciba un ingreso inferior al 82% móvil del ingreso mínimo», añadió Peidro, tras lo cual argumentó que «el monto de las asignaciones familiares tiene que ser una proporción de ese mínimo y no estar sujeto a la voluntad política circunstancial».

El titular de la CTAA señaló, también, que es imprescindible eliminar o actualizar de modo sustancial «el tope salarial que excluye a los trabajadores de ingresos medios del sistema de las asignaciones familiares» y además pidió que comiencen a funcionar «las Comisiones de Trabajo del Consejo».