A diez días de dejar la Casa Blanca, Donald Trump enfrenta la posibilidad de un juicio político. Paralelamente, se siguen conociendo datos que vinculan al Presidente e, incluso, al Partido Republicano, con el ataque al Capitolio.

Con más de 180 congresistas a favor y el apoyo de un grupo importante de senadores, incluidos dos republicanos, crecía este domingo la tensión ante la posibilidad de que este lunes la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos presente, por segunda vez, artículos para iniciar un juicio político contra el presidente Donald Trump, a 10 días de que entregue el poder.

Tras varios días de mucha tensión y violencia, la escena política estadounidense amaneció este domingo con un clima de tranquilidad, marcado por el silencio impuesto de Trump en las redes sociales y autoimpuesto en la Casa Blanca, pero con un único tema de debate: ¿se debe abrir un nuevo juicio político al mandatario a solo días del fin de su mandato?

Trump «debe renunciar e irse lo antes posible», aseguró este domingo el senador republicano por Pensilvania Pat Toomey en diálogo con la cadena ABC y agregó: «Es la mejor manera, el mejor camino para dejar a esta persona en nuestro espejo retrovisor».

Toomey se sumó así a la senadora republicana por Alaska Lisa Murkowski, quien también pidió la salida de Trump antes del miércoles 20, cuando debe entregar el poder al presidente electo, el opositor Joe Biden, aunque ya aclaró que no participará de la ceremonia de asunción.

Nancy Pelosi, presidenta de la cámara baja.

Nancy Pelosi, presidenta de la cámara baja.

La presidenta de la cámara baja, la demócrata que vio vandalizada su oficina durante el ataque al Capitolio del miércoles pasado, Nancy Pelosi, ya anunció que si el vicepresidente Mike Pence no activaba la 25ta enmienda constitucional para destituir a Trump, ella habilitaría la presentación de cargos en el recinto para aprobar un segundo juicio político, algo inédito para Estados Unidos.

El congresista demócrata y uno de los firmantes del borrador del pedido de apertura de un juicio político, David Cicilline, aseguró en las últimas horas que ya tienen el apoyo expreso de «más de 180 bancas», lo que significa que aún necesitan convencer a al menos 38 compañeros de bancada, según la agencia de noticias ANSA.

Dado que para entonces a Trump solo le quedarán nueve días en el cargo, el proceso no sería parecido al de finales de 2019 y principio del año pasado.

Según adelantaron los principales medios, citando a fuentes de la cámara baja y el Partido Demócrata, no habrá investigaciones ni largas audiencias públicas para discutir los cargos y presentar testigos.

El escenario más probable es que uno de los miembros de la bancada demócrata presente los cargos contra el presidente y una mayoría simple -que la oposición formalmente posee, aunque no todos se han pronunciado- apruebe rápidamente la apertura de un juicio político

Sería principalmente un acto simbólico ya que es poco probable que los republicanos habiliten un juicio político exprés en el Senado, la única cámara que puede destituir al mandatario con una mayoría especial de 67 legisladores, que los demócratas no alcanzan, aún con el potencial apoyo de Toomey y Murkowski.

Pese al carácter principalmente simbólico y al clima extremadamente tenso que domina Washington, algunos republicanos ya adelantaron que darán batalla a la iniciativa demócrata.

El congresista republicano Jim Jordan y miembro de la Comisión de Justicia de la cámara baja, por donde debería iniciar el trámite del pedido de apertura del juicio político, advirtió hoy que este proceso podría escalar aún más la polarización antes del traspaso de mando.

«Calmémonos y enfoquémonos en unificar al país», aseguró en diálogo con el canal de noticias Fox y aseguró que un nuevo juicio político contra Trump sería «inconstitucional.

Trump, en tanto, se mantuvo en silencio este domingo.

El canal de noticias CNN informó que estaba preparando su defensa y que podría nombrar como sus abogados a Rudolph Giuliani y Alan Dershowitz, los mismos que lo defendieron en el primer juicio político, por utilizar su cargo para beneficio personal en la relación bilateral con Ucrania.El juicio político terminó en una rápida absolución en el Senado, por entonces dominado por una mayoría republicana.

Los partidarios de Trump que invadieron el Capitolio habrían tenido previos contactos con Trump y dirigentes republicanos.

Los partidarios de Trump que invadieron el Capitolio habrían tenido previos contactos con Trump y dirigentes republicanos.

Mientras crece la expectativa por el inicio de un proceso de juicio político que tensará aún más el clima político en la víspera de la asunción de Biden se siguen conociendo datos que vinculan a Trump e, incluso, al Partido Republicano, con el ataque al Capitolio y los grupos que lo protagonizaron.

El canal de noticias ABC informó que tuvo acceso a una grabación telefónica que difundió uno de los brazos de la Asociación de Fiscales Republicanos convocando, un día antes, a la manifestación en Washington del miércoles.

«A la 1 pm vamos a marchar al edificio del Capitolio y vamos a pedirle al Congreso que detenga este robo», dice la grabación, difundida por el canal.

Fuente:http://www.telam.com.ar