Tienen un 99% de efectividad contra los coronavirus, bacterias y hongos; su demanda creció en los últimos meses; los detalles para su uso correcto.

Ante el aumento de actividades en diferentes ámbitos, como el de las clases en las aulas -que ahora se ven suspendidas por 15 días en el AMBA- o la vuelta a las oficinas, desde fines de febrero fue en ascenso la demanda de los llamados “barbijos del Conicet”. Se sabe que gracias a la aplicación de la nanotecnología en su desarrollo son un 99% efectivos contra el coronavirus, pero ¿cómo saber cuándo dejan de “funcionar”?
El llamado “barbijo del Conicet”, del laboratorio Atom Protect, surgió de un convenio de colaboración entre la empresa Kovi SRL, dirigida por Ángeles Espeche y Alan Gontmaher, y científicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA), del Conicet y de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam).
Gontmaher dijo a LA NACION que desde fines de febrero a la actualidad la demanda de las mascarillas “aumentó un 20%” y él lo atribuye a que se retomaron varias actividades, como las laborales y académicas, entre varios factores en los que pesa el crecimiento exponencial de casos de Covid-19.
“La gente se dio cuenta que no había pasado la pandemia , los contagios subieron y la vacuna nos hace tener un enfermedad más leve, pero igualmente nos contagiamos”, destacó.
La mascarilla cuenta con las certificaciones del INTI y el INTA con respecto a sus propiedades antibacteriales, antivirales y antihongos. Pero debido a que las mascarillas no cuentan con la certificación de ANMAT, son solo de uso social, no médico.
Algunas preguntas frecuentes sobre estos barbijos (y sus respuestas):
¿Cuándo “dejan de funcionar”?
Gontmaher dice que la única manera de saber que una mascarilla “no funciona más” es tras los 15 lavados, más allá del tiempo entre los lavados. Por otra parte, se indica que la limpieza debe ser con agua y jabón a temperatura ambiente, como cualquier prenda.
¿Cómo evitar comprar barbijos truchos?
Los barbijos de este tipo son más que una tela que recubre nariz y boca. En ellos se aplica la nanotecnología gracias a la que se elimina el 99% de coronavirus, bacterias y hongos que toman contacto con la superficie del barbijo, por lo que cuestan un promedio de 500 pesos cada uno.
Si bien se pueden encontrar publicaciones donde se los vende más barato, Gontmaher aconseja evitar la posible compra de barbijos que pueden estar adulterados.
“Uno va a comprar medicamentos a una farmacia, no a una red social. La gente cree que compra más barato en cualquier lado y solo adquiere algo que no dice cuál es su procedencia, una irresponsabilidad”, dijo Gontmaher, y aconsejó que los barbijos se adquieran por la página oficial o “en las farmacias debidamente establecidas , nunca por redes sociales”.
Un dato a tener en cuenta, si bien deben ser comprados por esas vías, es que hoy por hoy los barbijos se realizan en color negro o lila grisáceo, tienen el logo del laboratorio y están empacados en una caja con todos los datos de la empresa y la fecha de producción.
¿Qué diferencia hay entre un barbijo y una mascarilla Atom Protec?
Según el sitio web oficial, en los barbijos y tapabocas conocidos hasta ahora, más allá de su forma o confección, el virus siempre queda pegado en la tela del lado exterior, viviendo allí y estando en forma activa durante su ciclo de vida.
Pudiendo incluso traspasarla si la confección y materiales no son los adecuados. Pero adicionalmente el otro riesgo más grande, es la conformación de la colonia de gérmenes y virus a centímetros de los ojos, la boca y la nariz, que ante el desplazamiento del barbijo o el contacto de las manos con el mismo, se contaminan rápidamente, pudiendo ingresar a nuestro cuerpo y contagiarnos.
Las mascarillas Atom Protect el ser auto-sanitizantes gracias a su nanotecnología, mata a los virus, hongos y bacterias a su contacto, eliminando el riesgo de contagio.
¿Qué significa que elimina además los patógenos internos?
Los barbijos y tapabocas podríamos decir que tienen dos áreas de riesgo; el exterior, que tiene contacto con los patógenos externos, y el interior que tiene contacto con las vías respiratorias, recibiendo y conteniendo el aire húmedo que exhalamos juntos con numerosas bacterias. De modo que, exponiéndonos durante tiempos prolongados, podrían ser causales por ejemplo, de enfermedades respiratorias, y si se suma coronavirus es un mal escenario para afrontar la enfermedad.
¿Durante cuanto tiempo seguido puedo usar la mascarilla?
Como no junta carga viral o bacterial, a diferencia de otros barbijos, en realidad no tiene un tiempo de uso máximo continuo. La empresa aconseja un período de 8 horas por un tema de higiene.
¿Qué pasa si se toca la mascarilla mientras se la usa?
Podemos manipularlo sin riesgo mientras lo usamos y luego de su uso. También nos protege en diversas situaciones que no tenemos en cuenta usualmente, por ejemplo, si lo llevamos al bolsillo, donde está colmado de gérmenes de toda clase, ya que en el bolsillo ponemos las manos, dinero, llaves, etc.
¿Qué debo hacer luego de usarla durante el día?
Se puede dejar en un lugar ventilado unos minutos o hasta que la necesites de nuevo.
¿Debo hervir la mascarilla, lavarla con lavandina, rociarla con alcohol o desinfectante?
No. Únicamente lavarla con agua y jabón a temperatura ambiente, como cualquier prenda. Si quisieras podrías aplicarle al lavado suavizante para ropa.
¿Cómo usar y lavar correctamente la mascarilla?
Usar la mascarilla con el lado verde hacia la cara. Al terminar de usarlo, dejarlo reposar en una zona ventilada. Su lavado puede ser manual o en lavarropas, con agua a temperatura ambiente (no mayor de 30 grados) y jabón, hasta 15 veces sin que pierda sus propiedades. Se puede planchar, con plancha a baja temperatura.
¿Debo guardarla de alguna forma en particular para mantener la eficiencia?
No. Luego de usarla es aconsejable dejarla en un lugar ventilado unos minutos. Luego puedes guardarla en un lugar a temperatura ambiente.