Se trata del proyecto Eliminación de SARS CoV- 2 de papeles y de agua por radiación ultravioleta. «Aunque nos encontrábamos en cuarentena, pudimos realizar el 100 % de equipos y el 80 % de insumos», indicó la Doctora Córdoba.

Se diseñó y desarrolló completamente el equipo para eliminar virus desde el papel. A la vez que se logró establecer la importancia del papel como un posible transmisor de enfermedades por el tiempo de permanencia de las muestras clínicas en él.

Recordemos que el proyecto es autoría de la Doctora Patricia Córdoba, (Doctora en Ciencias Químicas y Virología e Investigadora Científica del Instituto de Farmacia y Bioquímica del (CENIIT) de la UNLaR), y comenzó a desarrollarse el pasado 1 de agosto, en las instalaciones del Centro de Investigación e Innovación Tecnológica (CENIIT) de la Universidad Nacional de la Rioja.

El mismo, tiene como finalidad aportar nuevas soluciones y capacidades frente a la pandemia a través del desarrollo de equipos y protocolos de utilización, basados en radiación ultravioleta germicida, para eliminar la presencia de SARS CoV-2 en papeles y agua para consumo humano.

Es subsidiado por parte de Nación, en el marco de la Convocatoria “Ideas-Proyectos IP” de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), perteneciente al Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación.

Tras resultar seleccionado, se sometió a dos instancias más de evaluación; luego, se firmó un convenio entre la UNLaR y la Agencia I+D+i; y finalmente, en el mes de agosto, se puso en marcha el proceso de investigación.

En principio, “diseñamos el equipo para eliminar la carga viral de SARS CoV-2 en papeles contaminados y elaboraramos controles de eliminación viral en papel y protocolos de utilización de los equipos diseñados”; explicó Córdoba, y agregó: “además estudiamos al papel como sustrato de las muestras clínicas, como materia fecal, secreciones nasales y de agua”.

Asimismo, la investigadora aseguró que en la primera etapa del proyecto, desarrollada en el lapso de dos meses, se alcanzaron los objetivos planteados. Al respecto, expresó: “aunque nos encontrábamos en cuarentena, pudimos realizar el 100 % de equipos y el 80 % de insumos. Además, para trabajar en este proyecto se contrató cuatro recursos humanos, de los cuales tres son profesionales graduados de UNLaR, y la readecuación del laboratorio fue realizada también por arquitectos graduados de esta Casa de Altos Estudios”.

“Teniendo en cuenta los objetivos, las actividades y las metas propuestas para los primeros dos meses de ejecución, se considera que el grado de avance alcanzado en esta etapa es del 100 %. En relación al proyecto total, estimamos que el avance es del 40 % ya que se diseñó y desarrolló completamente el equipo para eliminar virus desde el papel con la característica de simpleza en la utilización, sencillez en la construcción, y con mano de obra riojana”, declaró.

En la misma línea, indicó que se logró establecer la importancia del papel “como un posible transmisor de enfermedades por el tiempo de permanencia de las muestras clínicas en él, constituyendo un estudio con originalidad científica, que estamos terminando de escribir para una revista científica”, precisó.

Por otra parte, refiriéndose a la gestión económica que requiere el trabajo investigativo, Córdoba informó: “el proyecto tiene una gestión para la compra de equipos e insumos desde la Agencia de Nación. Todos los procesos pasan una evaluación técnica y otra económica para que finalmente sean aprobadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”.