La iniciativa desea que los viajes espaciales sean más inclusivos y que las personas en esta condición puedan experimentar el mismo estado de ingravidez que vivió Stephen Hawking en 2007.

Con los viajes espaciales que realizaron este mes los magnates y empresarios Richard Branson (CEO de Virgin Group) y Jeff Bezos (ex Director Ejecutivo de Amazon), el turismo espacial es cada vez menos un sueño y más una realidad.

En los últimos años varias empresas han decidido apostarle a los viajes comerciales al espacio como forma de democratizar este tipo de actividades y dar a entender a todas las personas que salir de la Tierra sí es posible y que no es un sueño que solo puedan hacer realidad los astronautas profesionales.

Inclusión espacial

Sin embargo, en medio de la algarabía que ha suscitado este nuevo proyecto de la humanidad, son varias las personas que se han preguntado si en realidad cualquier ser humano podría formar parte de una tripulación espacial o si ese anhelo solo podría cumplirse por personas “normales”.

Un grupo de científicos e investigadores se han puesto la mano en el corazón y han decidido aumentar el espectro de las personas que podrían ir al espacio creando un programa en el que también estarían incluidas aquellas que cuentan con alguna discapacidad.

SciAccess, una iniciativa fundada en 2018 para “inspirar, desarrollar y promover enfoques innovadores para el acceso equitativo a la ciencia”, se unió con la Zero Gravity Corporation (ZERO-G) para diseñar un plan conocido como Mission: AstroAccess, con el cual personas en condición de discapacidad puedan entrenarse bajo la llamada Gravedad Cero, y que así puedan ser tenidas en cuenta, ya sea para misiones espaciales científicas o como participantes de viajes comerciales al espacio.

“A través de Zero Gravity Corporation ( ZERO-G) y con el generoso apoyo de la Whitesides Foundation, Mission: AstroAccess lanzará a un grupo de científicos, veteranos, estudiantes, atletas y artistas discapacitados en un vuelo parabólico histórico como el primer paso en una progresión hacia el vuelo de una amplia gama de personas al espacio”, explicó SciAccess por medio de un comunicado.

De acuerdo con la organización, los participantes de este proyecto podrán experimentar un estado de ingravidez, en el cual podrán servir como prueba para determinar todos los aspectos que se necesitarían ajustar dentro de una nave para que estas personas puedan participar de proyectos aeroespaciales en el futuro.

“Realizarán observaciones y experimentos de gravedad lunar, gravedad marciana y gravedad cero para investigar cómo se debe modificar el entorno físico a bordo de las naves espaciales para que todos los astronautas y exploradores, independientemente de su discapacidad en la Tierra, puedan vivir, trabajar y prosperar en el espacio”

Según explicó una de las líderes de Mission: AstroAccess y directora ejecutiva de la Iniciativa SciAccess y la Aspen Science Center, Anna Voelker, más de medio millar de personas ya han podido cruzar la atmósfera del planeta, aunque “ninguna de ellas ha tenido una discapacidad significativa”, por lo que una de las metas de este proyecto es poder acabar con este antirécord.

“El espacio no es solo parte del futuro de la humanidad, es un lugar donde podemos repensar la vida en la Tierra hoy”, dijo, por su parte, otro líder de la misión.

Cabe recordar que aunque ninguna persona en condición de discapacidad ha podido viajar fuera del planeta, no será la primera vez que una pueda experimentar el estado de Gravedad Cero. En 2007, el fallecido genio de la Física Teórica, Stephen Hawking, tuvo la oportunidad de experimentar la ingravidez por medio de un vuelo Zero-G.

De acuerdo con declaraciones recogidas por la BBC, Hawking describió el flotar dentro del avión como una “verdadera libertad (…) fui Superman durante esos pocos minutos”.

Fuente: http://www.infobae.com