La iniciativa obtuvo 132 votos a favor y 119 rechazos. El proyecto propone incrementos trimestrales para unos 18 millones de personas, entre jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), asignaciones familiares, pensiones no contributivas, y pensión al adulto mayor.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, ponderó el índice impulsado por el oficialismo, al sostener que «las paritarias se van a cerrar por arriba de la inflación porque la economía va a crecer».

«Dennos tiempo», para que las políticas del Gobierno nacional den resultados «pese a las dificultades», pidió.

La diputada del Frente de Todos (FdT) Florencia Lampreabe aseguró que el proyecto que impulsa el Gobierno es para recuperar las jubilaciones, y recordó que los haberes de los pensionados «pasaron de ser los más altos de Latinoamérica en el 2015 a unos de los más bajos en el 2019, que no alcanzaban para cubrir las necesidades básicas».

La legisladora señaló también que la movilidad sancionada durante el gobierno de Mauricio Macri implicó «condenar a los jubilados a una vida sin dignidad ni felicidad» y aseguró que la gestión de Alberto Fernández «viene ahora a reparar lo que han dañado».

Por el dictamen de minoría, desde la oposición, el diputado de Juntos por el Cambio, Alejandro Cacace, cuestionó la decisión del presidente Alberto Fernández de suspender la movilidad aplicada durante el gobierno de Cambiemos y sostuvo que «el concepto de este proyecto es el ajuste: eso es lo que han venido a hacer».

Por su parte, el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, el diputado del Pro Luciano Laspina, estimó que «esta es una fórmula estrambótica, compleja y desactualizada».

El diputado opositor sostuvo que «lo que se debe garantizar es un piso a los jubilados para que que no pierdan en el tiempo», y dejó en claro que su bancada rechaza en forma «total, irrevocable y consistente» esta iniciativa.

Por su parte, el titular del interbloque de Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramon, anticipó su respaldo a la nueva fórmula de movilidad jubilatoria al sostener que ese esquema impulsado por el oficialismo les da «previsibilidad a los jubilados».

«Vamos a acompañar este proyecto y creemos que, aun no siendo la mejor fórmula, es una fórmula que mira en positivo, que mira una economía que se puede recuperar en nuestro país», aseveró Ramón, al fundamentar su respaldo al proyecto del Ejecutivo.

El diputado de Consenso Federal Jorge Sarghini cuestionó la fórmula y consideró que el sistema es «insostenible porque hay un gran porcentaje de trabajadores en negro».

Sarghini dijo que para 2023 «los argentinos, después de tres períodos de Gobierno, vamos a ser un 15 por ciento más pobres, entre ellos los jubilados que cobran la mínima».

Desde el Movimiento Popular Neuquino, Alma Sapag, lamentó que «este proyecto haya caído en la grieta que empobrece el debate», al sostener que «detrás de los cambios sobre movilidad se esconde un debate muy profundo que debemos dar pronto y es el del sistema previsional en su conjunto» y dijo que «no existe una formula mágica».

Massa y los jefes de bloque, en la reunión de Labor Parlamentaria.

Massa y los jefes de bloque, en la reunión de Labor Parlamentaria.

Asimismo, el diputado del Frente de Izquierda Nicolás del Caño, autor de otro de los dictámenes de minoría, consideró: «Estamos asistiendo a un ajuste: acá no hay grieta».

El diputado agregó que «todos los gobiernos les meten la mano en el bolsillo a los adultos mayores como lo hemos visto durante décadas».