Domínguez promete un Independiente «ofensivo y protagonista»

El nuevo entrenador de Independiente, Eduardo Domínguez, adelantó este jueves que quiere «un equipo ofensivo» para este ciclo que tendrá por delante la Liga Profesional y la Copa Sudamericana.

«Si pretendemos pelear los títulos que vamos a afrontar, debemos ser ofensivos, a algunos les puede gustar más o menos cómo jugamos pero el fútbol evolucionó y todo es diferente al pasado. Hay que comprender el cambio que sufrió el deporte. Le vamos a dar un toque diferente», avisó el DT en la conferencia de prensa.

«Necesitamos goles. Tenemos a un goleador como Silvio Romero pero no encontró otro futbolista por detrás. Sabemos que más allá de la situación actual buscaremos algún refuerzo en esa zona. También queremos dos laterales, uno por cada lado, y evaluaremos otros puestos más allá de las menciones como la de Iván Marcone, que es un gran jugador, aunque ahí tenemos a Lucas Romero, que es otro gran jugador», se sinceró.

Domínguez comentó: «Lo primero que le comuniqué a los dirigentes era que decidan si seguía Julio (Falcioni) o no y que luego me sentaría a charlar con ellos».

El flamante entrenador, calificó a Falcioni como «un padre del fútbol» por todos los momentos compartidos en su etapa como jugador y también desde «el plano personal».

«Julio hizo un gran trabajo acá, levantó los cimientos y nos dejaron una gran base, potenciaron muchos juveniles para reemplazar las bajas. Ese trabajo debe ayudarnos a consolidar a los chicos que ya tuvieron minutos y mejorarlos. Ya tienen más partidos en Primera y otro rodaje», admitió.

Domínguez llegó a Independiente con el desafío de «catapultar nuevamente al lugar que merece» pero de antemano sabe que corre peligro la continuidad del arquero Sebastián Sosa, el volante Domingo Blanco y el capitán Romero, todos con sondeos y ofertas de otras instituciones.