El gobernador Ricardo Quintela estuvo en Agua Colorada, antes de llegar a Catuna, departamento General Ortiz de Ocampo, donde constató la obra de un acueducto. Luego visitó a familias de Bordo del Ocho situado en el Paraje Barrialitos, 8 kilómetros antes de llegar a Milagro.

Quintela planteó que «el tema de la luz y del agua tienen que ver con cuestiones que tienen que pasar al olvido y debemos empezar a hablar sobre el progreso de las comunidades y lo digo porque los problemas que tengan serán resueltos prontamente».
Opinó que «es importante la presencia del Estado especialmente donde no está el privado» entendiendo que éste «no llevará la luz kilómetros para iluminar unas casitas porque no les sería rentable». «Nosotros propiciamos un Estado presente que llegue y resuelva los problemas de la sociedad y esto comienza por los caminos, el agua y la energía», enfatizó.
En la oportunidad el intendente del Departamento Ortiz de Ocampo, Jorge Salomón agradeció la presencia del gobernador y «en nombre de la gente de este lugar de Las Torrecillas-Agua Colorada, creemos que es un hombre de palabra porque hoy podemos poner en marcha esta obra tan deseada por los vecinos».
Salomón destacó que «esta obra le asegura a los vecinos la provisión de un agua de calidad y a nosotros como vecinos nos permite ahorrar unos 40 viajes para proveer de agua a esta zona».
Confío que «mucha gente desea tener luz» por lo que pidió al gobernador realizar una obra para ampliar el tendido eléctrico.