El mundo despide el 2020, marcado por la pandemia del coronavirus, a la espera de que el 2021 sea el año que ponga fin a la enfermedad que causó más de 1.800.000 muertes.

Por ese motivo, las celebraciones se han visto restringidas en todo sentido, pero la esperanza generada por las vacunas ha reflotado al menos las ganas de despedir sin ninguna nostalgia a los 365 días pasados para confiar en un período de recuperación que se abre por delante.

Hasta el momento, en todo el mundo, desde que la oficina de la Organización Mundial de la Salud en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, la pandemia causó más de 1.806.000 muertos y más de 82.676.000 personas enfermas. De ellas al menos 51.918.900 se recuperaron, según las autoridades.