«Sputnik funciona. Hemos realizado una evaluación independiente, como instituto de investigación», afirmó el director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Italia, Francesco Vaia.

El Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Italia enviará dos inspectores a Moscú para verificar los «estándares de calidad» de los centros de producción de la vacuna Sputnik V, luego de haber planteado que el fármaco «funciona».
«Sputnik funciona. Hemos realizado una evaluación independiente, como instituto de investigación, no como grupo aislado. El documento fue compartido sin deseos de intervenir en temas políticos», planteó el director sanitario del centro médico, Francesco Vaia, en una entrevista con el diario Corriere della Sera.
Vaia, máxima autoridad del denominado Instituto Spallanzani, resaltó que el centro mantiene una relación «sinérgica» con la Agencia Italiana del Fármaco, AIFA, y que en ese marco enviará dos inspectores a Rusia a monitorear la producción de la vacuna.
«Acabamos de vacunar en nuestro hospital a los dos inspectores italianos que irán a Moscú para comprobar los estándares de calidad de las plantas de Sputnik. Hay que superar la burocracia y acelerar los trámites», aseveró Vaia.
«Se trata de un buen producto y en esta fase no podemos permitirnos perder tiempo», sostuvo Vaia, en un marco en el que Italia se aproxima a las 100.000 víctimas por coronavirus y mientras el ministro de Salud, Roberto Speranza, planteó hoy que las próximas semanas «no serán fáciles» por la denominada tercera ola de la enfermedad.
El visto bueno del Spallanzani a la vacuna producida por el centro Gamaleya de Moscú llega después de que el instituto destacara en febrero que la vacuna Sputnik «se caracteriza por un enfoque biotecnológico original que utiliza dos vectores adenovirales diferentes entre la primera y la segunda dosis»:
Italia inició su campaña de vacunación el 27 de diciembre, con la vacuna de Pfizer-BioNTech, a la que luego agregó el fármaco de AstraZeneca, aunque las dos firmas registraron demoras durante enero que obligaron a modificar los cronogramas de suministración.
A nivel europeo, si bien el ente regulador continental aún no aprobó la vacuna Sputnik V, varios países adelantaron su intención de obtener las dosis del fármaco.
Este domingo, las máximas autoridades de República Checa hicieron público su interés de vacunar con la Sputnik V y el presidente Milos Zeman hasta le pidió a su par Vladimir Putin que empiece a enviarle dosis.
Además del interés checo, Hungría y Serbia ya aplican la vacuna Sputnik V.
Fuente: Télam