Participaron científicas y científicos del CONICET, además de especialistas nacionales e internacionales para abordar el tema de la pandemia y la problemática de las vacunas a nivel global.

Organizado por el Consejo Económico y Social (CES) el Foro se llevó adelante en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada. En el evento se debatieron temáticas vinculadas a la pandemia como la importancia del acceso a las vacunas y la relación existente entre el fin a la crisis sanitaria y la recuperación económica a nivel global.

Durante la apertura, el Secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación y presidente del CES, Gustavo Beliz sostuvo que “en una guerra, lo primero que se procura destruir son puentes”, y remarcó que, por ese motivo, no se puede “permitir que la salud universal y la salud de la Argentina se convierta en una guerra en la que se destruyen puentes”.

Además, Beliz destacó que “la construcción de puentes, de vínculos y de relaciones productivas y edificantes es lo que anima al CES, y agregó que, por ese motivo, agradecía “la participación de ministros del Gabinete nacional para establecer sinergias entre las diferentes áreas del Poder Ejecutivo, y de los diferentes niveles de los gobiernos provinciales y locales”. Luego de destacar la alianza entre el sector público y el privado afirmó que “el otro puente básico es entre el sector científico-tecnológico y el sector productivo”, y remarcó que se trata de un “puente esencial que está reflejado, entre otras cosas, en el dinamismo de nuestra biotecnología, tan importante, porque implica también un avance de primerísima magnitud para la Argentina respecto del resto del mundo”. Luego de la presentación, especialistas nacionales e internacionales debatieron en distintos paneles.

“Cadena nacional de desarrollo y producción de vacunas. Dinámica Universidades-CONICET. I+D+i”

Moderado por el presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, Fernando Peirano, el panel contó con la participación de Juliana Cassataro, inmunóloga del CONICET y directora el laboratorio de Inmunología, enfermedades infecciosas y desarrollo de vacunas del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIBIO, CONICET-UNSAM); Alberto Chevalier, fundador Gihon Laboratorios Químicos; Osvaldo Podhajcer, Fundación Leloir – CONICET y Gabriel Tavella, Laboratorio de Hemoderivados, Universidad Nacional De Córdoba.

Juliana Cassataro, quien una vez declarada la pandemia, en su laboratorio se volcaron al desarrollo de una vacuna contra el COVID-19 a partir de proteínas recombinantes, como las que se usan en Hepatitis B y HPV (Virus del Papiloma Humano), señaló que “Argentina tiene todas las capacidades, muy buenos grupos de científicos, excelentes investigadores clínicos y una industria farmacéutica de excelencia pero lo que faltaba en el campo de las vacunas era establecer puentes y hacerlos en los tiempos que exige la pandemia. Desde el punto de vista de la regulación de un medicamento innovador es un gran desafío acelerar los procesos del campo regulatorio. Estamos convencidos de que además de producir vacunas que vienen de afuera que es algo muy importante, en Argentina tenemos todas las capacidades para producir vacunas que se diseñen en el país“, concluyó.

“Diálogo interministerial, data sharing y estrategias sanitarias”

Coordinado por la Consejera del CES e investigadora del CONICET en Biología Celular y Molecular y directora del Grupo de Investigación y Desarrollo en el Instituto Milstein, Carolina Carrillo, el panel final contó con la participación de Josefina Campos, Malbrán – Nick Thomson, Cambridge – Sanger Institute; Carla Vizzotti, ministra de Salud; Cecilia Nicolini, asesora presidencial y Nadhim Zahawi, ministro de Vacunación del Reino Unido.

En su rol de moderadora, Carrillo quien fue partícipe del desarrollo del NeoKit-COVID19, señaló que “el trabajo en colaboración no solamente enriquece porque suma capacidades técnicas y tecnológicas sino justamente porque a nivel internacional, regional y federal podemos sumar la dimensión geográfica en distintas escalas para poder administrar mejor los recursos”.

En el diálogo, la ministra Carla Vizzotti destacó la importancia de la comunicación para poder disminuir cualquier duda que pueda llevar a una persona a no vacunarse. “Es clave buscar fuentes de información certeras para tener respuestas confiables y poder tomar decisiones con la información correcta y basadas en la evidencia. Es algo que hemos logrado construir pero que tenemos que seguir fortaleciendo porque todavía hay personas que pueden dudar de vacunarse y esa vacuna puede evitarle una hospitalización, su muerte o la de alguien de su entorno”.

Al cerrar el Foro, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, en un mensaje grabado anunció que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) “otorgará a la Argentina 75 millones de dólares”, lo que “permitirá la adquisición de más vacunas”, así como “robustecer la producción y financiar gastos asociados a la producción de vacunas”. Y destacó que “la geopolítica de las vacunas nos convoca a ser constructores de una gran estrategia de desarrollo científico y sanitario nacional”, y manifestó que “pretendemos hacerlo coordinando a nuestras áreas de Gobierno en todos los niveles y de todo color político, convocando a todos y todas, en un trabajo coordinado y comprometido”.

En esta línea, Fernández sostuvo que “la geopolítica de la vacunas es el nuevo territorio donde se juega nuestra real soberanía” y advirtió que “desnuda un mapa de poder mundial plagado de abusos, codicias e injusticias”, pero “también ofrece un camino de cooperación para desplegar nuestras inmensas potencialidades”.

También participaron del cierre el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Del Foro, también participaron Graciela Ciccia, presidenta del Departamento de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la UIA; Mariana Mazzucato, asesora internacional del CES; Carla Moretti, directora de Relaciones Institucionales del Ministerio de Salud de la Nación; Antony Taubman, director de Propiedad Intelectual de la Organización Mundial de Comercio; Federico Villegas Beltrán, representante permanente de la República Argentina ante los Organismos Internacionales en Ginebra; Esteban Corley, Laboratorios Mabxience; Fernando Lobos, director Desarrollo de Negocios Sinergium; María Apolito, subsecretaria de Economía del Conocimiento en el Ministerio de Desarrollo Productivo; Mariano de Elizalde, Biosidus; Jorge Cassará, Laboratorios Cassará; Linus Spatz, Inmunova y Matías Peire, Gridx.

Además, de los paneles mencionados los y las especialistas debatieron sobre “El desafío de una vacuna universal”; “Geopolítica de las vacunas. Distribución global equitativa”; “Diálogo ampliación de licencias y producción”; “Capacidad productiva argentina. Transferencia de tecnología. Desarrollo de cadenas regionales de producción” y “Biotecnología argentina, marco regulatorio y potencial productivo.

Fuente: http://www.conicet.gov.ar