La empresa fundada por Bill Gates acordó con la Nación una capacitación masiva para que los Argentinos se vuelvan mas empleables. López Iervasi gerente general de Microsoft Argentina dice que en el país, el balance está «en verde»

Fernando López Iervasi asumió la gerencia general de Microsoft en plena pandemia. En julio se convirtió en el número uno en la Argentina de un gigante tecnológico que fue clave para que miles de empresas pudieran adaptarse y seguir funcionando con todos sus empleados desde sus casas. Asegura que a diferencia de muchas otras compañías afectadas por la cuarentena, el balance de Microsoft está «en verde» y la empresa «en crecimiento».

¿Cómo impactó la pandemia en Microsoft?

Este es un año en el que se hizo indiscutible el uso de la tecnología. A principio de año, tratamos de ayudar a todos nuestros socios a que sigan operando y después apoyando a las empresas para repensar la forma en la que van a volver y la pos pandemia. Fue un punto muy fuerte de aprendizaje. No fuimos considerados esenciales pero justamente, más que esenciales fuimos socorristas de las compañías. Hubo algunas que pasaron de un día para el otro más de 6000 empleados a trabajar en sus casas. Lo pudieron hacer las que ya venían adoptando tecnología en los últimos años.

¿Alguno de esos cambios serán permanentes?

Hay muchas empresas que empezarán a trabajar en forma distinta. En Microsoft hablamos de un futuro en el trabajo híbrido, habrá mucha mas libertad en la forma en que los empleados van a desarrollar sus tareas, no necesariamente con presencia física en la oficina y tampoco en el hogar todo el tiempo.

¿Tuvieron cortes en la cadena de pagos?

Las empresas dieron prioridad a seguir operando, por lo que vimos un año que se pudo llevar adelante sin ningún tipo de disrupción. Nuestro balance está en verde y estamos creciendo. De hecho, estamos invirtiendo en el país con acuerdos de largo plazo como el que firmamos con el Gobierno Nacional, para entrenar en tecnología a 1 millón de personas que se volverán mas empleables.

¿En qué crecieron?

En inteligencia artificial por ejemplo, duplicamos la cantidad de proyectos con respecto al año pasado. A las empresas les permite tratar mejor a los clientes y reducir costos. Pero mas allá del negocio, nos pusimos al servicio de los usuarios para acompañar esa evolución. Nosotros tenemos un sistema con 5000 locales y este año fortalecimos esos vínculos. Algunas herramientas fueron un boom claramente, como Teams. Hoy tenemos 75 millones de personas conectadas en el mundo diariamente.

¿Es optimista para 2021?

Si. La Argentina tiene una oportunidad enorme en tecnología. En el país se puede generar 2 millones de empleos para 2025 atados a este sector que tiene mucho valor agregado y hay escasez de talento. Microsoft está en Argentina hace 29 años y encontramos las condiciones para florecer aquí.

¿Cómo lo impactan las particularidades económicas de la Argentina como los vaivenes en el tipo de cambio y la inflación?

Respetamos la dinámica de cada país en el que operamos y la diversidad que enfrentamos a nivel mundial es enorme. Somos la tecnológica con presencia en más países de todos los continentes, por eso tenemos un gran poder de adaptación. Esto incluye todo los problemas económicos mencionados pero siempre respetamos la dinámica que exige el mercado. Insisto que aun con todo ese marco, no tuvimos un año de disrupción.

¿La competencia en la Argentina es alta?

Altísima. Están todos los grandes mundiales en el país y la forma en que se está escalando operaciones es impresionante. Acá el acceso a talento y a un idioma para servir a otros países de la región, no son detalles menores y hacen que la Argentina sea un polo de software e industrias asociadas.

¿En qué se enfocarán el año próximo?

En tecnología vamos a apostar mucho al segmento pymes porque gran parte de la reactivación económica es volverlas más competitivas. Queremos que puedan adaptar su costos mensualmente, ya no hablamos de venta de software sino de suscripciones donde las firmas deciden los que invierten en función de lo que necesitan.

Imagen de FLORENCIA LENDOIROFlorencia Lendoiro