Así lo manifestó Juan Keulyan, director Ejecutivo del Centro Comercial, en referencia a las ventas de fin de año de los comercios de Capital y del interior provincial.

El referente del Centro Comercial de La Rioja, además, indicó que hay un interesante impulso al consumo con el bono que otorga el Gobierno provincial.

«Hay que tratar de llevarla hasta el año que viene. No es fácil. Las pérdidas fueron grandes, hay gente muy endeudada con préstamos para pagar parcialmente al personal durante los meses anteriores. Además el pago de alquileres y personas que deben aportes patronales a la AFIP», expresó Keulyan.

Respecto a los alquileres en el Centro por parte de comercios, informó que además del alto costo, en 25 manzanas hubo 120 locales vacíos, varios de los mismos bajaron a 110.

Ventas en el Interior

En los Departamentos, los comercios esenciales y no esenciales vendieron bien en pandemia, porque los habitantes no se pudieron trasladar de un lugar a otro.