La Administración de Medicamentos de EE.UU. avaló la vacuna de Pfizer

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) indicó en un documento que la vacuna que comenzó a aplicar hoy el Reino Unido ofrece inmunidad entre los 7 y los 14 días de la primera dosis y es segura, no registrando eventos de preocupación en cuanto a efectos colaterales.

Sin embargo, había tres dudas principales respecto a esta fórmula. Una de ellas radicaba en la capacidad que tenía el desarrollo de Pfizer y BioNTech de ofrecer inmunidad a todos los grupos étnicos, preocupación que también fue despejada por el organismo rector. No sólo eso: uno de los grupos de mayor riesgo también será alcanzado por la eficiencia de la pócima de los dos laboratorios.

La FDA informó que la vacuna de Pfizer tiene una alta eficacia en hispanos y latinos, población afroamericana, blanca, nativos americanos, isleños del Océano Pacífico y asiáticos, entre el 74,4 y el 95,4 por ciento.

En tanto, el mismo informe oficial señala que aquellas personas con obesidad -uno de los grupos de mayor riesgo de contraer COVID-19- también alcanzan una alta inmunidad.

Según el análisis hecho por el organismo y publicado hoy, obesos entre 16 y 64 años consiguen una inmunidad del 95 por ciento, con parámetros de eficacia más altos incluso en mayores a 65.

El anuncio de la FDA

Los documentos publicados este martes por los reguladores sanitarios de EEUU confirmaron que la vacuna COVID-19 de Pfizer y BioNTech protege fuertemente contra el covid-19, ofreciendo la primera mirada detallada del mundo a la evidencia detrás de las inyecciones.

El reporte de la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) indica que la protección inmunológica contra el coronavirus es fuerte aproximadamente a partir de los 10 días desde la primera de las dos dosis, que se aplican con 21 días de diferencia.

Los efectos adversos más comunes en el estudio, con decenas de miles de voluntarios, fueron las reacciones en el lugar de la inyección (84,1%), fatiga (62,9%), dolor de cabeza (55,1%), dolor muscular (38,3%), escalofríos (31,9%), dolor articular (23,6%) y fiebre (14,2%).

Entre los participantes, seis personas han muerto, aunque cuatro de ellas habían recibido un placebo. De las dos que sí recibieron la fórmula, un participante tenía obesidad y aterosclerosis preexistente, y murió 3 días después de la primera dosis; el segundo participante sufrió un paro cardíaco 60 días después de la segunda dosis y murió 3 días después.

Reino Unido

El Reino Unido comenzó a administrar este martes la vacuna Pfizer/BioNTech a las personas más vulnerables, convirtiéndose en el primer país occidental en poner en marcha un programa de vacunación masiva contra el nuevo coronavirus, anunciaron los medios británicos.

Margaret Keenan, de 90 años, fue la primera a quien se le administró la vacuna -en torno a las 6.30 GMT- en el Hospital Universitario de Coventry, en el centro de Inglaterra.

Keenan, a quien sus amigos y familia llaman “Maggie”, recibió la primera de las dos dosis de la vacuna de la enfermera May Parsons, de origen filipino, en medio de una gran atención mediática al marcar el comienzo de lo que el Gobierno del Reino Unido ha denominado el V-Day” (Día de la V o vacunación).