Así lo expreso a Radio UNLaR, Matias Cucco Santander, representante legal de los trabajadores PEM a los que ayer la intendenta de la Capital invitó a dialogar.

Santander comentó que la reunión que mantuvieron esta mañana con Brizuela y Doria fue totalmente negativa debido a que los recibió casi dos horas mas tarde de lo previsto, fueron maltrados verbalmente con gritos, no fueron escuchados y las autoridades mantuvieron el edificio municipal con custodia policial.

Con respecto al pedido de los trabajadores quienes solicitaban la reincorporación a sus puestos de trabajo, una compensación por lo meses no trabajados y el pase a planta de los empleados que cumplen con la antigüedad necesaria, la respuesta de la mandataria fue sólo la reubicación en otros puestos laborales.