En diálogo con Radio UNLaR el rector de la UNLaR Fabián Calderón realizó un balance del año que le tocó atravesar a la institución y destacó la gran tarea que realizó el Hospital de Clínicas Virgen María de Fátima.

El rector expresó “si hay algo que nos faltaba como gestión era una pandemia para poder sobreponernos a la realidad y dar respuesta, normalizando y garantizando derechos en todos los estamentos, esto significó un esfuerzo sin precedente en la UNLaR y ha quedado demostrado que se ha garantizado el encuentro en las aulas, exámenes, respondiendo a las demandas de la comunidad universitaria. Se ha puesto a disposición un hospital para dar respuestas a la sociedad, y que hoy significa mucho para la salud pública de la provincia. Además, estamos trabajando fuertemente para tener una participación activa en el proceso de vacunación y ver cómo vamos a contribuir”.

 

Continuó diciendo que “este virus no ha logrado desarmar las conquistas de derechos que tiene la universidad hay que seguir trabajando fuertemente para seguir consolidando el presupuesto universitario y se está trabajando para beneficio de la comunidad universitaria, hoy hay un diálogo distinto con el gobierno nacional y estamos convencidos de que van a acompañar el crecimiento”.

“Así como nosotros nos comprometemos con la universidad pública queremos que la autoridades provinciales y nacionales se comprometan para que siga creciendo y no para que se piense en la quita de presupuesto o patrimonio a la UNLaR” agregó Calderón.

Sobre el proyecto de creación de la universidad de Aimogasta Calderón expresó que “siempre vamos a acompañar la creación de una universidad en nuestro territorio, pero nunca a costa de tanto esfuerzo que hemos hecho para tener lo que ya está consolidado y no estamos dispuestos a resignar nada de lo que es de la UNLaR por lo que seguimos trabajando para fortalecer nuestra sede. Aquellos que adhieren a la defensa de la universidad pública les pedimos que adhieran al fortalecimiento de la UNLaR y no sería un buen mensaje estar celebrando los 50 años de la UNLaR y a la vez estar acompañando un proyecto de desmantelamiento de esa magnitud de quita de patrimonio de la universidad”.

“Cómo actores políticos tenemos la posibilidad de reflexionar y recuperar la memoria de donde vinimos, el año pasado decidimos ser parte de una construcción política porque consideramos que ahí se jugaba el crecimiento y desarrollo de la universidad. Nosotros no cambiamos, pero si en el medio de este espacio hay compañeros del Frente de Todos que cambiaron y decidieron acompañar un proyecto que quita patrimonio a la UNLaR son ellos los que cambiaron, que la memoria y la historia de la UNLaR los juzguen, nosotros siempre tuvimos actitud y mirada de crecimiento para con nuestra universidad”.

Agregó que “no cae bien que los que hasta hace poco éramos del mismo espacio hoy se paran en una vereda distinta, no se oponen a una gestión se oponen a la institución, porque son parte de un proyecto de desarmado de la UNLaR”.

De cara al próximo año que se elegirán cargos en la universidad Calderón expresó que “hay muchos referentes, compañeros y compañeras que deben estar en la consideración, pero lo importante y justo es poder medir cual es la oposición que ha construido y la oposición que aparece cuando se acerca el proceso electoral y que ha estado ausente”.

En materia económica el rector explicó que “el presupuesto para el 2021 significa el inicio de una nueva etapa para recuperar todo lo que se ha perdido años anteriores, porque hay un acompañamiento a la universidad, esta vez habrá partidas para extensión, vinculación, de ciencia y técnica, para el hospital. Esto es lo que nos va a permitir pensar en consolidar en todo lo que venimos trabajando”.

Sobre el convenio firmado con el gobierno provincial para que el Hospital de Clínicas sea el centro de referencia de pacientes covid y el retraso en el pago de gastos de funcionamiento Calderón expresó “nadie nos ha notificado formalmente que este convenio no continuaría o que a la provincia tiene pensado trasladar los pacientes a otro lugar. En el marco de este convenio venimos reclamando algunos fondos que se adeudan que hoy la universidad está afrontando con fondos propios”. Cabe destacar “que el hospital ha sido el único centro asistencial que dijo aquí pueden venir los pacientes con covid” expresó el funcionario y destacó que “queremos que se ponga en valor la palabra empeñada y poner en valor todo lo que se ha hecho. No creo que sea una decisión del gobierno de hoy quererse retirar del hospital universitario”.

Calderón también se refirió a la elección de la nueva comisión directiva de ARUNA “desde hace un tiempo levantamos la bandera de la comunicación universitaria, venimos fortaleciendo esto y es una bandera para la gestión, vamos a dejarles como gestión haber avanzado en materia comunicacional. Toda esta tarea nos pone muy orgullosos esta participación y este es el camino que necesitamos consolidar las radios universitarias con una red federal”.