Compartirán el miércoles próximo desde Canadá la puesta de, según el actor, «una comedia dramática con toques bien distintivos de la idiosincrasia argentina».

Luisana y Darío Lopilato compartirán el miércoles próximo desde Canadá la puesta teatral por streaming «Hermanos» a la que el actor presentó como «una comedia dramática con toques bien distintivos de la idiosincrasia argentina».

«Ella es Liza y yo soy Mateo, dos personajes que tienen un mundo totalmente diferente pero que al mismo tiempo piensan con mentalidad bien argentina», contó Darío Lopilato a Télam sobre la obra dirigida por Corina Fiorillo a partir de un texto de Matías Del Federico, autor de las obras teatrales «Bajo terapia» y «Casados sin hijos».

El actor, que el próximo 29 cumplirá 40 años, indicó que «antes de partir, con la directora tratamos de enfocar a lo que es la histórica e inigualable ‘Esperando la carroza». Eso bien argento y con personajes que cuenten más de lo que pasa».

«Partiendo de esos personajes que son riquísimos -anticipó-, lo que se va a ver en ‘Hermanos’ es cómo se pelean estos dos personajes porque la madre se está muriendo pero no está muerta y ambos quieren esa herencia».

Luisana Lopilato, también presente en la entrevista virtual con esta agencia, aportó que se trata de una comedia dramática «porque ves lo triste, feo y oscuro de estas personas. Pero también lo lindo que tienen. Es una comedia dramática con costumbrismos argentinos».

«Hermanos» se estrenará en simultáneo para la Argentina e Israel, las localidades para el visionado están a la venta a través de Ticketek y parte de lo recaudado será donado al Hospital Garrahan.

El escenario de la pieza será la oficina de Luisana y su esposo, el cantante canadiense Michael Bublé, en la casa que ambos comparten en la ciudad de Vancouver, donde casi toda la familia Lopilato se encuentra reunida.

El 2020 trajo para los Lopilato un problema grande, ya que Beatriz, madre de los actores, sufrió una enfermedad por lo que en plena pandemia fue trasladada a Vancouver, acompañada por su marido Eduardo y también por Darío.

La bella actriz y modelo, de 33 años, atribuyó a la apuesta a realizar en esta función online «a la decisión de seguir, no quedarnos y estar ocupados entrenando actoralmente como una manera de seguir».

«La obra -abundó el comediante- es un trampolín de emociones, y cada uno tiene además una situación límite personal que está viviendo y eso agrava todo lo que sucede.»

DARÍO LOPILATO

Y abundó que «el streaming no es Darío y Luisana charlando y haciendo chistes entre nosotros, es una obra de teatro. Son dos personajes en un ambiente y para el actor es difícil pero ensayamos mucho por Zoom para que Corina y sus asistentes pudieran dirigirnos».

La situación convirtió a Eduardo Lopilato en productor de la obra ya que debió encargarse de conseguir los muebles para la puesta y al equipo fílmico que se encargara de filmar la puesta.

Consultados acerca de si les resultó difícil encarar una situación de pelea entre hermanos por una herencia, Luisana aclaró que «todos hemos escuchado historias donde amigos o primos discuten para ver «¿quién se va a quedar con el reloj?» Pasan esas cosas en las familias, sobre todo en las familias más grandes. Cuando son chicas me imagino que no debe haber mucho para repartir, pero cuando la familia es grande, todos quieren un poco de todo».

Darío, por su parte, arriesgó que «está presente esa cosa de esos personajes que no son alejados a uno, son dos hermanos de los que existen, están, pasa esto y por ahí son dos hermanos que no se ven nunca, la madre está pasando un mal momento y se pelean por las migajas».

«La obra -abundó el comediante- es un trampolín de emociones, y cada uno tiene además una situación límite personal que está viviendo y eso agrava todo lo que sucede».

Al respecto, Luisana se apresuró a aclarar que «son personajes muy distintos a nosotros, pero los tratamos de encontrar en el trabajo, en el día a día. Volvió a pasar esa chispa que pasó en ‘Casados con hijos’ donde cada uno fue construyendo su personaje y con Corina siguiéndonos de cerca para que todo vaya encajando».

Acerca de esa labor compartida, su hermano mayor destacó que «apareció ese click, después de tanto tiempo sin trabajar juntos y nos volvimos a encontrar desde este lugar. Fue un laburo muy intenso que requirió estar muy conectados para que la cosas suceda».

Para este año, Luisana espera comenzar a filmar en Canadá una coproducción con Estados Unidos y en el segundo semestre su nuevo filme para Netflix sobre la policía Manuela «Pipa» Pelari a la que ya personificó en «Perdida», película de 2018 basada en el libro «Cornelia», de Florencia Etcheves, que dirigió Alejandro Montiel.

En el caso de Darío, su expectativa laboral pasa por poder viajar a Chile para una coproducción española sobre unos célebres asaltantes de bancos trasandinos en los 60.

Fuente: http://www.telam.com.ar