Tras registrarse dos ataques contra una central hidroeléctrica Simón Bolívar y el sabotaje a una refinería de petróleo, el presidente venezolano apuntó contra su par colombiano, Iván Duque.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó este lunes que se registraron dos ataques contra el sistema operativo de la central hidroeléctrica Simón Bolívar, en la que se encuentra el embalse Guri, en el estado Bolívar, y culpó a su par de Colombia, Iván Duque, de tener relación con sabotajes a una refinería de petróleo del estado Falcón.

Maduro advirtió que el complejo hidroeléctrico del Guri “sufrió dos ataques a su sistema operativo”, al sistema eléctrico,

Durante una reunión con alcaldes y gobernadores transmitida por el canal estatal Venezolana de Televisión y realizado en el palacio de Miraflores, el mandatario llamó a la población y a los cuerpos de seguridad a mantenerse en alerta máxima ante este tipo de ataques.

En el 2019, el gobierno de Venezuela denunció que la misma central hidroeléctrica había sido objeto de un ataque a sus cargas que provocó una avería que dejó al país por varios días sin luz.

Después, los apagones eléctricos se hicieron frecuentes en todo el territorio, pero en los últimos dos años se registraron algunas mejoras en la prestación de este servicio.

Maduro denunció además que Duque está detrás del ataque a la refinería Cardón, de la estatal Petróleos de Venezuela SA (Pdvsa) de Falcón.

“Están siendo víctimas las refinerías de ataques infiltrados, de enemigos ocultos, para hacerle daño a nuestros complejos refinadores; detrás de eso está la derecha salvaje, lo denuncio, la derecha vendepatria, los planes de Iván Duque”, dijo Maduro.

El presidente bolivariano suele acusar a Duque de sabotajes contra Venezuela, de permitir grupos ilegales en las zonas de frontera y hasta de planes para asesinarlo.

Maduro apunt al presidente colombiano Ivn Duque por el ataque a la refinera

Maduro apuntó al presidente colombiano, Iván Duque, por el ataque a la refinería

El domingo hubo un incendio en la refinería Cardón, pero las autoridades informaron que no afectó las operaciones en las instalaciones, reportó la agencia Sputnik.

La refinería Cardón produce gasolina, y es considerada la segunda instalación más grande del país.

Ante la falta de gasolina que enfrenta el país desde 2018, Caracas hizo compras a Irán, porque, adujo, el bloqueo de Estados Unidos le impide hacer transacciones comerciales con empresas que utilicen el sistema financiero de nación norteamericana.

Las sanciones de Estados Unidos impiden a Pdvsa no solo comprar gasolina, sino también aditivos y repuestos y contratar servicios para el mantenimiento de sus refinerías.

Igualmente, la semana pasada Estados Unidos flexibilizó sus sanciones y autorizó a empresas petroleras de ese país y de Europa a negociar y reiniciar operaciones en Venezuela, después de cinco años.