Durante el encuentro los sindicalistas pedirán que se exima del pago de ganancias rubros como las horas extras, los viáticos, el aguinaldo y el plus patagónico, como ya lo hicieron los legisladores de extracción sindical.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se encuentra reunido con una veintena de sindicalistas para analizar las reformas al proyecto de Impuesto a las Ganancias, que busca eximir a más de un millón de trabajadores del pago de este tributo que se aplica sobre los salarios.

De la reunión que se realiza en el Salón «Delia Parodi», participan los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller; y de Legislación del Trabajo, Vanessa Siley, y los dos titulares de la CGT, Carlos Acuña y Rodolfo Daer.

También están los sindicalistas de la UTA, Mario Calegari y Roberto Fernández; por la Uocra Gerardo Martinez; por el Suterh, Víctor Santa María; Armando Cavalieri, de Comercio; y Omar Maturano de La Fraternidad.

También lo dirigentes Carlos Sueiro (Aduana), Andres Rodríguez (UPCN), José Luis Lingieri (Obras Sanitarias), Pablo Biro (Pilotos) Rodolfo Daer (Alimentación) y Sergio Sasia ( Sanidad), entre otros.

Durante la reunión los sindicalistas pedirán que se exima del pago de ganancias rubros como las horas extras, los viáticos, el aguinaldo y el plus patagónico, como ya lo hicieron los legisladores de extracción sindical.

El proyecto presentado por Massa modifica el articulo 30 para aumentar la deducción especial a partir del cual se calcula el impuesto con el fin de que no paguen ese gravamen los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos brutos.

De esta manera, a los trabajadores que cobren hasta 124 mil pesos netos de sueldo no se les descontará el impuesto a las ganancias.

Esta medida beneficiará a 1.267.000 personas del total de 2 millones de asalariados registrados que hoy pagan ese tributo, según estimaron los autores del proyecto.

También determina que los jubilados que perciban hasta ocho jubilaciones mínimas quedarán exentos del pago de Ganancias.

El proyecto establece también que aquellos que cobren hasta 173 mil pesos brutos también tendrán menores descuentos que en la actualidad, y los montos serán definidos por el Poder Ejecutivo.

En cambio los salarios más altos de la pirámide pagarán los mismos valores que en la actualidad, ya que no se reforma la deducción especial ni otras deducciones, con lo cual se les descontarán los mismos valores que se aplican desde el 1 de enero, cuando se incrementó el 35% el Mínimo No imponible.

Fuente: http://www.telam.com.ar