Funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) detallaron que las vacunas desarrolladas para combatir el Covid-19 también deberían controlar la nueva variante, aunque se estaban realizando controles para garantizar que así ocurrirá.
Ante la preocupación que causó la nueva variante del coronavirus descubierta en el Reino Unido, que se propaga más rápidamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que «no está fuera de control» y pidió que se sigan aplicando las medidas sanitarias que ya demostraron su eficacia.
«Hemos registrado un R0 (tasa de reproducción del virus) mucho más elevada que 1,5 en diferentes momentos de esta pandemia, y lo hemos controlado. Esta situación, en ese sentido, no está fuera de control», declaró el responsable de emergencias sanitarias de la OMS, Michael Ryan, en conferencia de prensa.

Sus declaraciones se refirieron a las del ministro de Salud británico, Matt Hancock, que ayer aseguró que «la nueva cepa del coronavirus estaba fuera de control».

En Ginebra, Ryan detalló esta tarde que «aunque el virus se ha vuelto un poco más eficaz en términos de propagación, se puede detener».

«Las actuales medidas son las buenas. Debemos continuar haciendo lo que hemos hecho hasta ahora”, agregó.

Numerosos países del mundo cerraron sus fronteras desde ayer a las personas procedentes del Reino Unido o de Sudáfrica, donde también se detectó una variante del virus, para evitar que se siga propagando.

“Puede que tengamos que hacerlo con algo más de intensidad y durante algo más de tiempo para asegurarnos de que podemos controlar este virus», concluyó el funcionario.

Los funcionarios de la OMS dijeron que hasta ahora las mutaciones del coronavirus habían sido mucho más lentas que las de la influenza y que incluso la nueva variante del Reino Unido seguía siendo mucho menos transmisible que otras enfermedades como las paperas.

Además agregaron que las vacunas desarrolladas para combatir el Covid-19 también deberían controlar la nueva variante, aunque se estaban realizando controles para garantizar que así ocurrirá.

«Hasta ahora, a pesar de que hemos visto una serie de cambios, una serie de mutaciones, ninguna ha tenido un impacto significativo en la susceptibilidad del virus a cualquiera de las terapias, fármacos o vacunas que se utilizan actualmente y se espera que siga siendo así «, dijo en la sesión informativa la científica jefe de la OMS, Soumya Swaminathan.

La OMS está a la espera obtener más detalles en unos días o semanas sobre el impacto potencial de la nueva cepa de coronavirus altamente transmisible.