El gobernador Ricardo Quintela visitó hoy las instalaciones del Servicio Penitenciario Provincial, donde se realizaron importantes obras de remodelación. Previamente, encabezó una recorrida por el Centro de rehabilitación “Nueva Vida”.
Tras visitar las obras de reparaciones en el SPP, el mandatario sostuvo que la idea es que dicho Servicio “cumpla con el rol para lo cual fue creado, es decir, de rehabilitación social; esto no es una cárcel”. En ese marco, el Gobernador se refirió a la importancia de las condiciones en las que los internos están alojados. “Deben ser tratados como seres humanos, con el respeto que se merecen y procuramos –para cuando se reinserten en la sociedad- sea sin rencores, sin odios, con una actitud positiva para poder brindarse a su familia y recuperar el tiempo perdido”.

El Gobernador se mostró comprometido en ayudar a estos ciudadanos, “que tuvieron una caída y hay que tenderles una mano solidaria para que puedan reinsertarse en beneficio de la sociedad y de su familia”, reiteró.

En otro tramo, el gobernador Quintela subrayó la presencia de mujeres en la conducción de la institución de Seguridad. Y remarcó que, además de cumplir con la paridad de género, están “por su capacidad y eficiencia”.