El futbolista Felipe Román sufrió problemas en su revisión médica a la que se sometió este jueves y su llegada al equipo quedaría sin efecto para convertirse en el segundo refuerzo durante este mercado de pases, luego del arribo de Marcos Rojo.

El defensor colombiano no superó este jueves la revisión médica y se frustró su incorporación a Boca Juniors, al que estuvo a punto de llegar por pedido del entrenador, Miguel Ángel Russo.

Román, quien había llegado al país durante la madrugada, «no superó la revisión médica» a la que se sometió esta misma mañana «y el pase no se hace», dijo una fuente del club, aunque se espera para las próximas horas un comunicado oficial con la especificación del problema de salud que le diagnosticaron.

El lateral derecho, de 25 años, llegaba de Millonarios de Bogotá por expreso pedido de Russo (lo dirigió en Colombia) y Boca, que le iba a hacer contrato por tres años, había acordado el pago de dos millones de dólares para quedarse con el 80% de su ficha.

Russo tiene en el plantel dos laterales derechos, Leonardo Jara y Julio Buffarini, pero a ambos se les vence su contrato el 30 de junio de este año y no seguirán en la institución.

Fuente: http://www.telam.com.ar