En diálogo con Radio UNLaR, Juan Marcelo, uno de los trabajadores ex PEM exige la reincorporación a su puesto de trabajo.

“La situación es dramática, no tenemos ningún tipo de respuestas. Hay 83 familias afectadas. Queremos una respuesta de la Intendenta, por favor queremos que solucione los problemas de los compañeros. Hay mucha bronca e indignación. Estoy muy decepcionado con la gestión de la Intendenta, no recibimos ningún aumento. Nunca cumplió con las promesas”, explicó el trabajador.