La Federación de Trabajadores de la Sanidad (FATSA) anunció un paro de cuatro horas por turno para el próximo viernes 23 de julio, un día después de que finalice la conciliación obligatoria que dispuso el Ministerio de Trabajo.

En declaraciones a Radio UNLAR, el Secretario General de ATSA Nicolás “Achín” De La Fuente informó que el paro anunciado por FATSA afectará el servicio en clínicas y sanatorios privados.

El gremialista señaló que el sindicato reclama por un aumento salarial del 43% y 45%, es decir ubicado en la nueva pauta por la que ya firmaron otros gremios.

Por otra parte, De La Fuente afirmó en la mañana de este martes retomaron la protesta frente a la clínica psiquiátrica Llanos en reclamo del sueldo del mes anterior y del pago del sueldo anual complementario de los trabajadores sanitarios.