«Realmente es una desgracia», indicó el presidente saliente de Estados Unidos en un video publicado en su cuenta de Twitter, en el cual criticó que se ayude a familias en las que hay indocumentados.

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, rechazó la noche del martes una ley de alivio económico por 900.000 millones de dólares aprobada por el Congreso para atender la crisis desatada por la pandemia, al afirmar que la legislación es una «vergüenza» y que no la promulgará si no incluye «enmiendas».
«Realmente es una desgracia», indicó Trump en un video publicado en su cuenta de Twitter, en el cual criticó que se ayude a familias en las que hay indocumentados, que se incluya un presupuesto para museos y también que haya provisiones para ayuda a otros países.
El mandatario republicano pidió que se incremente la ayuda para las personas más necesitadas, estipulada en 600 dólares, a 2.000 dólares o 4.000 para un pareja.
El plan de alivio, considerado esencial para la mayor potencia mundial, fue aprobado tras meses de arduas negociaciones y a pocos días de que muchos desempleados agoten todas sus prestaciones, en un momento en el que el coronavirus avanza sin control amenazando la recuperación de la economía. Pero no puede entrar en vigor sin la firma del presidente. En su video Trump da a entender que no está dispuesto a rubricarlo sin los cambios mencionados, informó CNN.
El mandatario republicano de hecho pidió que se le envíe un proyecto de ley enmendado «adecuado», de lo contrario, advirtió que podría depender de «la próxima administración» demócrata, comandada por Joe Biden, que asume el próximo 20 de enero, adoptar un plan de estímulo.
«Le voy a pedir al Congreso que se deshaga inmediatamente de los ítems innecesarios y del despilfarro de esta legislación», indicó el mandatario, aun cuando la Casa Blanca ha estado involucrada en las negociaciones sobre el texto a través del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.
El proyecto forma parte de un paquete más amplio que incluye los presupuestos para el próximo año, por lo que contempla partidas para la cultura o la ayuda exterior. «Se llama ley de ayudas por Covid pero no tiene casi nada que ver con la Covid», añadió el mandatario.
La economía más grande del mundo entró en una profunda recesión en la primavera boreal, la peor desde la de la década de 1930, debido al cierre de actividades para contener el nuevo coronavirus
La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata, Nancy Pelosi reaccionó en Twitter: «Finalmente, el presidente está de acuerdo con 2.000 dólares, los demócratas estamos listos para llevar esto a la mesa esta semana y aprobarlo por consenso. ¡Vamos a hacerlo!».
Y el senador republicano Lindsey Graham dijo de su lado que si bien el plan de ayuda es «imperfecto», es necesario que entre en vigor. «Cuanto antes, mejor», escribió en Twitter.
Demócratas y republicanos habían llegado a un acuerdo de principio sobre medidas que incluyen, en particular, cheques a las familias más vulnerables, ayudas a pequeñas empresas y escuelas, prestaciones adicionales por desempleo de 300 dólares por semana, así como sobre la distribución equitativa de vacunas contra la Covid-19.
La economía más grande del mundo entró en una profunda recesión en la primavera boreal, la peor desde la de la década de 1930, debido al cierre de actividades para contener el nuevo coronavirus, algo que provocó un desempleo masivo.
La pandemia ha tenido nuevos picos en los últimos meses, lo que frenó la creación de empleo y la reanudación de la actividad iniciada en el verano.
El primer plan de asistencia oficial, por el enorme monto de 2,2 billones de dólares, había sido votado con urgencia a fines de marzo, durante la ola inicial de la pandemia.
El presidente electo Biden ya adelantó este martes que el plan de ayuda por 900.000 millones de dólares era «un primer paso», pero que no sería suficiente, y dijo que pediría el próximo año al Congreso votar un nueva iniciativa para apoyar la economía estadounidense.

Fuente: Télam