El rector Fabián Calderón participó de la reunión -bajo la modalidad de videollamada- con el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, y el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, entre otras autoridades nacionales y universitarias, en la que se formalizó la Prestación Básica Universal Obligatoria (PBU-I) para el Servicio de Acceso a Internet (SVA-INT).

Es una prestación de acceso a internet para hogares: una por domicilio del beneficiario y grupo familiar. La prestación básica universal obligatoria de acceso a internet tiene diferentes precios y modalidades según la cantidad de abonados de la empresa que presta el servicio. Esta prestación es obligatoria a partir del 1 de enero de 2021.

El jefe de Gabinete Santiago Cafiero encabezó este lunes una reunión con funcionarios y con más de 40 rectores de universidades nacionales para brindar detalles sobre el alcance y el posible impacto de la Prestación Básica Universal (PBU), herramienta que facilitará el acceso a Internet para docentes, alumnos e investigadores.

Cafiero aseguró que  «Las universidades, el campo del conocimiento del debate, nos permite poder abarcar y llegar a estudiantes y docentes que quieran acceder a este servicio. El servicio básico universal es en definitiva la manera más masiva que tenemos para llegar con este nuevo derecho que se ha creado», dijo el ministro coordinador sobre la iniciativa.

Luego del encuentro celebrado en Casa Rosada, la secretaria de Innovación, Micaela Sánchez Malcolm, comentó que hubo una muy buena recepción por parte de los rectores y consideró «fundamental la apropiación de todo el universo científico y universitario» de esta política de inclusión digital.

Según las estimaciones realizadas por el sistema universitario nacional, entre un 10 y un 12% de los integrantes de la comunidad académica tuvieron dificultades para solventar la conectividad durante la pandemia de coronavirus y fueron las casas de altos estudios las que debieron lanzar diversos programas para amortiguar esas falencias.