Se trata de un proyecto conjunto entre la institución académica y el estado, con el fin de mejorar las condiciones en cada lugar de la provincia donde haya presencia de la casa de altos estudios.
En la mañana de este lunes, se desarrolló en la Sede Regional Chamical, una reunión entre el rector de la UNLaR, Fabián Calderón, el jefe de Gabinete de Ministros, Juan Luna y el decano José Vera Díaz.
También, participaron intendentes de los departamentos Chamical Dora Rodriguez y de General Belgrano, Carlos Romero junto a la decana de la Sede Regional Chepes, María Marta Patané.
Entre las autoridades, se acordó trabajar sobre un Corredor Educativo Universitario de Los Llanos.
«Es una medida compartida y que nos parece provechosa para nuestra gente de hablar de un Corredor Universitario de los Llanos aprovechando la presencia territorial que tiene la UNLaR con tres sedes que son Chamical, Catuna y Chepes y las delegaciones que tienen en Tama, Ulapes y Olta», explicó el jefe de gabinete Juan Luna.
En tanto, el funcionario recalcó que «hay una presencia muy importante de grado, posgrado, edificios, hay docentes y lo que nosotros queremos hacer es fortalecer esas carreras pensando en los hijos de esas tierras para que tengan la oportunidad de estudiar y de elegir una carrera a partir de los cuáles no solo tener un desarrollo laboral a futuro sino principalmente un desarrollo personal, y en segundo lugar también posicionar a toda la región como un polo de oferta educativa».
En esa línea, Luna Corzo puso como ejemplo «carreras que no tienen presencia en las cercanías como por ejemplo veterinaria que esta en Chamical y la próxima universidad que la tiene en cercanía es Rio IV, entonces ya no es una posibilidad para los chamicalenses sino para la gente del norte cordobés, Catamarca, San Juan, Santiago De Estero».
Por último, consultado sobre el aporte que realizará la provincia, dijo que «será un proyecto conjunto y siendo así, habrá una inversión que vendrá a fortalecer por medios de los municipios los contextos donde se encuentra la universidad».
Y agregó: «Alguien cuando elige la UNLaR, no solo se fija en la UNLaR, sino en dónde vivirá, los servicios que tendrá, entonces trabajaremos desde los muros hacia fuera haciendo una ciudad amena para el universitario».